• El éxito de una fusión
  • 1
souza-cruz-y-tabacuba

En los primeros meses de 1995 cubanos y brasileños disponían los detalles previos a la unión entre las empresas Souza Cruz de Brasil y el Grupo Empresarial de Tabaco, Tabacuba, de Cuba. La expectativa crecía para ambas partes, hasta que entró en la historia la empresa mixta BRASCUBA Cigarrillos S.A., tras la firma del acuerdo que propició un cambio en la fisonomía, contenido y marcas de los cigarrillos cubanos.

BRASCUBA Cigarrillos S.A., es la empresa encargada de fabricar, distribuir y vender en el mercado interno en divisas y para la exportación los cigarrillos cubanos. Nació gracias a la integración de la Unión de Empresas del Tabaco —Uneta, actualmente, Tabacuba—, perteneciente al Ministerio de la Agricultura, que aporta su tradición de siglos como productor del mejor tabaco del mundo, los secretos de sus productores, sus conocimientos de cigarrillos negros, un calificado personal y marcas.

La brasileña Souza Cruz, miembro de la British American Tobacco, BAT, líder en el mercado brasileño de cigarrillos, brinda a la fusión su experiencia de más de 100 años como productor de cigarrillos, capital de giro, apoyo técnico, tecnología de punta, tabaco rubio y marcas.

En esa asociación Cuba utilizó una de sus fábricas, la René Arcay de Luyanó, considerada emblemática en el sector, por haber sido una de las primeras fábricas cubanas donde se incorporó maquinaria, se fabricaron cigarrillos rubios y sucedieron hechos significativos como la conocida huelga de cigarreros en la década de 1930.

Después de creada la empresa mixta —sueño y empeño de cubanos y brasileños— se inició la remodelación capital del edificio respetando el estilo arquitectónico y se dieron pasos fundamentales en la selección, preparación y capacitación del personal; el estudio del mercado; la determinación de marcas, zonas de ventas, sistemas y procedimientos que se debían utilizar, y todo lo relacionado con el futuro de la empresa.

A principios de 1996 recibimos las maquinarias y los técnicos brasileños comenzaron el montaje, mientras los cubanos aprendían las nuevas tecnologías y se entrenaban. Después, llegaron las monitoras —operarias brasileñas— para adiestrar a sus similares cubanas, lo que implicó que todos los operarios de BRASCUBA tuvieran una formación integral, que les permitió trabajar en cualquiera de las máquinas incorporadas al proceso productivo.

jordan inaugura resizeEl 17 de junio de 1996 fue puesta en marcha la fábrica y se dio inicio a las operaciones comerciales; el 20 del propio mes, BRASCUBA dio a conocer su primera creación y los carros de venta salieron al mercado para distribuir el producto insigne: el cigarrillo negro POPULAR, que innovó el mercado cubano con un filtro de calidad y el uso del polipropileno para proteger la cajetilla. Bajo el lema comercial: Soy Cubano, Soy Popular, alcanzó inmediata aceptación y posicionamiento entre los consumidores de la isla.

Se inauguraba con Popular, el portafolio de marcas de Brascuba que, luego de más de 20 años, se muestra sólido y en desarrollo constante. Su visión de futuro se proyecta en función de ocupar el primer lugar en el mercado interno, exportar para satisfacer nuevos mercados y renovar cada día lo hecho con la productividad que exigen estos tiempos.


En general estos resultados han sido posibles garantizando:

  • La selección de las mejores materias primas.
  • La alta confiabilidad y precisión de equipamientos y sistemas de avanzada tecnología.
  • El más estricto control de calidad, según el sistema internacional de BAT.
  • La selección de un equipo humano altamente calificado, con cerca de 700 trabajadores que protagonizan sus éxitos.
  • La realización de rigurosas investigaciones de mercado para conocer al consumidor cubano contemporáneo.
  • El portafolio de marcas de cigarrillos cubanos, genuinas selecciones de lo mejor del tabaco cubano avalan su denominación de origen.
  • La comercialización nacional que distribuye directamente a cerca de 7000 puntos de venta.
  • La seriedad y confiabilidad del servicio brindado a los distribuidores internacionales.
  • Responsabilidad ética y social en Cuba y en cada mercado. Estricto cumplimiento de la protección al consumidor
  • La dirección compartida sobre la base de la ética, la transparencia y el mutuo respeto, en una alianza con mejores resultados cada día.