CONTENEDOR 1 3 FACHADA NEW EMAIL

Cuando en 1492 Cristóbal Colón llegó a Cuba, sus navegantes descubrieron a hombres y mujeres con «un tizón encendido en la mano», del cual aspiraban el humo, ya fuera directamente o mediante una pieza en forma de Y que colocaban en la nariz.

historia-tabaco-seco2En la segunda mitad del siglo XVI el tabaco adquiere categoría económica en el comercio internacional y en las agriculturas americanas y europeas. La Habana llegó a ser el centro de difusión del tabaco indiano, existiendo constancia de que por aquella época ya era negocio en La Habana la venta de tabaco público. A finales de ese siglo ya se habían establecido fuertes relaciones mercantiles entre los distintos territorios de España en las Indias y ya existía un comercio interamericano de tabaco. En Cuba, la producción de tabaco estuvo monopolizada por España durante los siglos XVII, XVIII y XIX, y contó con una importante participación de inmigrantes de Islas Canarias.

rita-longa-aldea-tana resizeLa fabricación de cigarrillos, por su parte, comenzó como industria casera. Durante mucho tiempo los fumadores elaboraron su propio consumo – porteros, soldados y esclavos – confeccionaban cigarrillos en sus horas libres y el excedente de su producción, lo llevaban en canastas a los lugares de expendio. Posteriormente, al crecer la producción, empezaron a utilizar carros de tracción animal.

En la segunda mitad del siglo XIX se instalaron las primeras fábricas, muchas partiendo de empresas tabacaleras exitosas. Se introduce la máquina de vapor, comienzan a extenderse las cajetillas impresas y se cuenta con una significativa actuación de industriales asturianos.

La participación de comerciantes y empresas estadounidenses e inglesas, marcan los finales del siglo XIX.

Para más información ver artículo Historia del cigarrillo en Cuba